domingo, 18 de noviembre de 2007

Infidelidad

Tanto que te había pensado, gasté mis últimas noches acariciándote, adivinándote. No sabes lo que te había deseado. Por ahora no sabré de ti, te han negado.
Mira que hacerme caminar para llegar a esa librería y no encontrarte. Maldito libro, otro ocupa tu lugar ahora.